Saltar al contenido

Vértigos como síntoma de embarazo

Vértigos como síntoma de embarazo
4.8 (95%) 8 votos

Todas hemos sentido vértigos en algún momento de nuestra vida pero durante el embarazo es cuando pueden aparecer nuevamente como síntomas del mismo.

Nos estamos refiriendo a ese característico mareo con el que llegas a pensar que podrías caerte en cualquier momento. Es muy común en las mujeres embarazadas, incluso siendo un síntoma que te puede ayudar a confirmar que, efectivamente, lo estás.

¿Porqué se producen los vértigos?

El vértigo es un fenómeno que se relaciona el oído interno y con desórdenes relacionados con el mismo.

El vértigo es una sensación ficticia, generalmente de tipo rotatorio, de desplazamiento del cuerpo o de los objetos situados a su alrededor.

Debe diferenciarse del mareo, que consiste en una sensación de inseguridad e inestabilidad, algo parecido a la ebriedad, mientras que el vértigo provoca en el paciente una impresión de movimiento o giro, que puede ser pasajera, durar horas o incluso días. Dicho de otra forma, es una ilusión de movimiento, bien de uno mismo en el entorno, bien del entorno con respecto a uno mismo.

Sin embargo, el vértigo relacionado con el embarazo es diferente, ya que es un fenómeno asociado a ciertos desequilibrios que se producen en el sistema circulatorio.

Vértigos en el embarazo

¿Qué causa los vértigos en el embarazo?

Tu cuerpo va a ser una revolución de hormonas durante todo el proceso, pero las primeras semanas son las más duras para él, y es que necesitará adaptarse a la nueva situación. Se incrementará tanto el nivel de torrente sanguíneo, cómo la frecuencia cadiorespiratoria.

Lo más habitual suele ser que estas mujeres tengan la tensión arterial baja, hecho que incrementa la posibilidad de sufrir de vértigos. Los expertos han concluido que también interfiere los cambios que se producen en los niveles sanguíneos de glucosa, si no te hidratas de forma adecuada, si padeces de varices, así como otros síntomas relacionados.

¿Hace falta acudir al médico si sufres vértigo en el embarazo?

Aunque es un síntoma muy habitual en mujeres embarazadas, no suele ser grave. Lo habitual es que remita por si sólo en cuestión de semanas, sin necesidad de que se tenga que iniciar un tratamiento para que desaparezcan. No obstante, no siempre es así: existen ciertos casos en los que los vértigos continuos son el indicativo de que algo malo está ocurriendo en el organismo.

Muchas veces, los vértigos se asocian con anemia (es decir, con el déficit de hierro en la sangre, algo muy común en embarazadas). De aquí se deduce la importancia de tomar suplementos y complementos, además de seguir una dieta equilibrada en el embarazo.

La cosa puede ser grave si además de vértigos experimentas otros síntomas cómo un dolor punzante en el abdomen, o sangrado vaginal. Y es que esto se puede relacionar con ciertos trastornos cómo embarazo ectópico, placenta baja o con un desprendimiento de la misma antes de tiempo.

Si estos mareos se producen durante el último trimestre, y está acompañado con otros síntomas como fuertes dolores, visión borrosa o palpitaciones, podría llegar a indicar que se padece de preeclampsia.

¿Cómo evitar esos molestos vértigos en el embarazo?

Alimentarse de forma correcta, tomar los suplementos para controlar los niveles de hierro, hidratarse y hacer deporte moderado son las técnicas que mejor funcionan.

Se ha demostrado también que el consumo de ácido fólico, por lo menos durante las primeras semanas, puede ayudar a reducir los vértigos hasta eliminarlos por completo.

En el momento en el que experimentes este fenómeno, lo mejor que puedes hacer es aflojar tu ropa y tumbarte de lado hasta que pase el episodio. Ten cuidado con la ropa excesivamente cálida en verano, ya que podría agravar el problema.

Estas son las razones principales de porque se producen vértigos durante el embarazo.

Más información sobre síntomas de embarazo haciendo click aquí 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Vértigos en el embarazo
Author Rating
51star1star1star1star1star