Saltar al contenido

Sexo del bebé

Sexo del bebé

Saber el sexo del bebé es una de las principales cuestiones que nos hacemos cuando nos enteramos de la llegada de un embarazo, tanto propio como el de alguien que nos rodea.Desde el minuto uno, si somos las afortunadas de tener una nueva vida en nuestro interior estaremos dándole vueltas a la cabeza durante muchas semanas y fantaseando sobre si será niño o niña lo que lleváramos en nuestro interior.

Vamos a analizar cómo saber si es niño o niña.

Cuando se sabe el sexo del bebé

Normalmente nos dirán el sexo del bebé aproximadamente en la semana 20 de embarazo si acudimos a nuestras citas con el ginecólogo a través de únicamente la seguridad social. Si acudimos a las citas por privado, Osea, si pagamos cada mes por un seguimiento con un médico privado, es muy probable que puedan decirnos el sexo del bebé bastante antes, alrededor de la semana 16 o 17 de embarazo.

En ocasiones si se hacen ecografías entre la semana 13 y 16 pueden decirnos el sexo del bebé aunque la probabilidad de fallar siempre existirá, por lo tanto lo mejor sería esperarse un poco más para saber con certeza si se trata de un niño o una niña.

Como saber el sexo del bebé

El método más fiable para saber el sexo del bebé es sin ninguna duda una ecografía. Existen ecografías en 2D, que son las habituales, y las tenemos también en 3D y 4D, que las podremos conseguir pagando por ginecólogo privado.

Otros métodos para saber el sexo del bebé

Existen otros métodos (normalmente para nada fiables) para saber si el sexo del bebé es masculino o femenino. Estos métodos suelen llamarse “métodos de la abuela” o similares ya que se trata de métodos que usaban antaño las abuelas pero que normalmente, carecen de veracidad y la mayoría de veces se trata de simplemente pura casualidad si se acierta.Otro método para saber el sexo del bebé es el del péndulo, utilizándose un péndulo encima de la mano y preguntando si el sexo del bebé es niño o niña. Si el péndulo se mueve en círculo se trata de una niña, y si se mueve en movimientos verticales se trata de un niño.

Este método también se trata de un método no fiable ya que podemos catalogarlo como producto del azar también si se acierta o no.

Por otra parte, también careciendo de veracidad, tenemos el calendario chino. Existen tablas con información, las cuales a partir de la edad de la madre y la fecha cuando se quedó embarazada nos dicen si vamos a tener un niño o una niña. En muchas ocasiones se acierta y en otras no, ya que básicamente el resultado solamente depende de un 50% de probabilidades y tenemos una oportunidad de dos de acertar.

Desde luego el método más fiable es el de realizarse una ecografía tanto en 2D como en 3D, cuando se pueda saber el sexo con exactitud y así tener la certeza de si es un niño o una niña.