Saltar al contenido

Sangrado de las encías en el embarazo

Sangrado de las encías en el embarazo

Tener sangrado de las encías es un problema que suele ser bastante común en cualquier persona pero que si no se trata puede llegar a ser muy grave y acabar con la pérdida de piezas dentales.

En una mujer embarazada el sangrado de las encías puede llegar aunque anteriormente no hayan tenido ningún problema dental, esto se debe a los cambios que se han producido en las hormonas y el aumento en el volumen de la sangre.

Como prevenir el sangrado de las encías en el embarazo

En un principio, lo primordial es mantener una higiene bucal sana utilizando un dentífrico adecuado, hilo dental y un enjuague que complemente los cepillados de dientes diarios.

Cabe destacar que para evitar el sangrado de encías o cualquier enfermedad en la boca lo primordial y más en un embarazo es que si se fuma, se debe de dejar obligatoriamente el tabaco durante todo el periodo de gestación, y si se opta por la lactancia materna es recomendable dejar el tabaco prácticamente hasta que se finalice el proceso.

Por otra parte, la diabetes puede ser también la causante de la enfermedad de las encías por lo que consultar a un médico nunca está de más para saber cómo actuar en este caso.

Ingerir vitamina C durante el embarazo también previene que aparezcan enfermedades en las encías, como la gingivitis. Añadir una cantidad considerable de fruta a la dieta hará que los problemas si ya existen disminuyan o bien ayudarán a que la aparición de sangrado en las encías sea menos probable.

Un dentista o tu propio medico puede recetarte un enjuague bucal especial para prevenir la enfermedad de las encías.

¿Cómo tratar una gingivitis o cualquier enfermedad dental?

Normalmente, la mejor opción es que si aparece una enfermedad dental o se cree que hay algo que ha cambiado en las encías durante el embarazo, acudir a un dentista para descartar o tratar cualquier anomalía.

Es muy probable que el sangrado en las encías aparezca durante el segundo trimestre de embarazo, aunque si se nota que hay cualquier problema antes se recomienda acudir a un dentista lo antes posible, ya que aunque se cuide de la higiene bucal durante todo el embarazo puede que el problema empeore durante el resto de meses y llegue un momento donde la única opción posible que quede sea la cirugía, algo no recomendado en un embarazo.

Cabe destacar que si la mujer embarazada ya partía de problemas dentales o en las encías antes de quedarse embarazada, es muy probable que durante el embarazo la situación empeore bastante, por lo que si se piensa en buscar un embarazo y se tiene problemas de sangrado de encías o cualquier tipo de anomalía, se solucione antes del embarazo para no encontrarse meses después con un problema que sea francamente difícil de solucionar durante un embarazo o en el peor de los casos, cuando pueda aplicarse una solución ya sea demasiado tarde y ello implique la pérdida incluso de algunas piezas dentales.

En este blog podrás encontrar más información sobre síntomas de embarazo.