Saltar al contenido

Sangrado en la nariz durante el embarazo

Sangrado en la nariz durante el embarazo

Se trata de un algo común aunque se habla francamente poco sobre este problema. Tener sangrado en la nariz de forma ocasional durante el periodo de gestación puede llegar a preocupar a las mujeres embarazadas aunque realmente, esto ocurre por las mismas razones que otro tipo de problemas.

¿Por qué ocurre el sangrado en la nariz durante el embarazo?

Los motivos por los que sangra la nariz, principalmente son por el aumento de volumen en la sangre. Éste aumenta alrededor de un 40% o 50% más, así que las hormonas son las causantes principales de este tipo de problema.

El sangrado en la nariz es algo bastante molesto ya que puede pasar en cualquier momento sin que apenas nos demos cuenta, pero es más propenso a pasar si se tiene congestión nasal y las mucosas nasales con algo de sequedad.

Puede pasar mayormente al sonarse la nariz, por lo que hacerlo de forma muy brusca puede causar un sangrado en la nariz. Es recomendable que si se tiene un virus y hay que sonarse la nariz constantemente, ésta permanezca la mayor parte del tiempo posible con las fosas nasales abiertas. Las tiritas que venden en farmacias especiales para abrir las fosas nasales y evitar la congestión son una gran solución a este problema.

 ¿Qué hacer para evitar los sangrados en la nariz durante el embarazo?

Cabe destacar que la mayoría de veces ocurre en meses donde hace mucho frio, en invierno, o de cara al último trimestre de embarazo, alargándose incluso hasta después del parto.

El sangrado en la nariz es algo bastante normal en el embarazo, realmente no es un problema grave así que no es estrictamente necesario acudir a un médico por miedo a que esté pasando algo malo.

Una de las cosas que se pueden hacer para evitar los sangrados es mantener un humidificador en casa durante la noche. Esto ayudará a respirar mejor y por lo tanto reducirá el problema en una parte.

Otra de las cosas que podemos hacer para evitar el sangrado en la nariz es mantenerse hidratada y beber líquidos cada poco tiempo, así como utilizar solución salina en las fosas nasales para evitar la congestión nasal, que es la principal causante de los sangrados.

Si por cualquier razón sufres un sangrado en la nariz y no sabes que hacer, lo primero que debes evitar es acostarte, ya que puedes sentir nauseas por la bajada de sangre y la sensación de estar tragándola. Lo mejor que puedes hacer es mantener la cabeza en alto y hacer presión sobre la fosa nasal. En un principio, la hemorragia parará en aproximadamente cinco minutos, aunque si no es así siempre puedes aplicarte hielo envuelto en un paño para parar antes el sangrado.

Por otra parte, si crees que el sangrado en la nariz aparece continuamente y es una molestia mayor para ti, lo mejor que puedes hacer es ir a un médico para que te aconseje qué es lo que puedes hacer para evitar este tipo de problemas.

Aquí encontrará más información sobre síntomas del embarazo.