Saltar al contenido

Puerperio | Qué es la cuarentena post parto y qué debes saber

Puerperio | Qué es la cuarentena post parto y qué debes saber

¿Qué es el puerperio o cuarentena post parto?

El puerperio (más conocido cómo la cuarentena después del parto), es un periodo que tiene una duración de entre 6-8 semanas en el que se producen ciertos cambios de importancia en el cuerpo de la mujer. Además, no sólo incluye una serie de cambios físicos, si no también emocionales. Durante ese tiempo, la mujer se adaptará al bebé, y el pequeño también se adaptará a la mamá.

Hay que considerar que durante el proceso del puerperio se producen muchos cambios en el organismo de la mujer, cómo los siguientes:

Cambios que se producen en el organismo de la mujer durante el puerperio

Loquios

Se llaman loquios a pérdidas de sangre. Durante los primeros días serán bastante abundantes, y presentarán un marcado color rojizo. Más adelante, cuando pasen entre 4-5 días, el color variará tornándose rosado. Al pasar unas semanas ya adquirirá un color amarillento, y la frecuencia e intensidad de los mismos empezará a disminuir.

Los loquios pueden estar presentes durante unas 4 semanas, pero en los últimos días ya serán casi inexistentes.

Contracciones

También es muy común notar contracciones del útero durante los primeros días después del parto. Estas tienen su razón de ser, y es que harán que el útero progresivamente pueda volver a su posición original, además de al tamaño que tenía antes del embarazo.

El útero inicialmente mide unos 8 cm. Sin embargo, en el proceso final de la gestación habrá aumentado casi 4 veces su tamaño, llegado a medir unos 30cm. En las semanas que dure el puerperio involucionará para volver al tamaño de origen.

Cicatrización

El endometrio cicatrizará aproximadamente una vez que hayan pasado 25 días del parto. A partir de ese momento crecerá discretamente en espesor.

Posición de los órganos internos

El bebé crecerá de forma progresiva durante el embarazo, y lo hará de manera más pronunciada en el momento en el que llegue al tercer trimestre. Tenderá a ocupar el máximo espacio disponible, y esto provocará que el espacio disponible para los órganos sea menor, contrayendo tanto el aparato digestivo, cómo el urinario (esto provocará que, por ejemplo, la necesidad de micción de la madre sea mayor).

Llevará un tiempo el hecho de que los órganos puedan volver a su estado original; en principio, esto lo deberían hacer durante el proceso del puerperio, pero no siempre es así. Es posible que la mujer tenga que recurrir a ciertas técnicas (cómo al uso de bolas chinas), para que conseguir que los órganos puedan recupera su posición.

Cambios en el tamaño y en la temperatura de los pechos

El tamaño de los pechos y la temperatura de los mismos también aumentarán durante el puerperio. Durante las primeras horas empezarán a secretar calostro, y más adelante (aproximadamente durante las 48 horas siguientes), ya empezarán a secretar leche.

Cambios hormonales

La concentración de hormonas se irá normalizando de manera progresiva durante el embarazo, normalizándose poco a poco. Sin embargo, el proceso de normalización puede durar más o menos tiempo dependiendo de cada mujer.

Adaptarse a la nueva situación, al nuevo bebé, entraña una serie de cambios físicos y hormonales que podría provocar estos síntomas durante los primeros días:

Cambios de humor bruscos.

-Tristeza ocasional.

-Sensación de agobio y ansiedad.

-Alegría desenfrenada.

Estos síntomas son normales, no deberían de llevar de unos pocos días en estabilizarse el nivel de hormonas. Sin embargo, si esto no fuera así, quizá es posible que necesites ayuda psicológica para afrontar la nueva situación.

Algunas complicaciones que se pueden presentar durante el puerperio

Episiotomía

Podría producirse una infección en la cicatriz de la episiotomía. Para evitar que esto pueda pasar es importante mantener una buena higiene.

Si detectas algunos síntomas cómo secreciones vaginales intensas, con un color anómalo o extraño, si la cicatriz supura pus, si huele mal, o si se presenta otro síntoma, no dudes en acudir al médico cuanto antes.

Además, tanto el útero, cómo el cuello del útero son propensos a sufrir una infección.

Hemorragias vaginales

Cómo ya hemos comentado, tener sangrados vaginales es normal durante el puerperio. Sin embargo, si ha pasado una semana y los sangrados vaginales son abundantes, y rojizos, es señal de que algo no va bien, y habrá que ir al médico de inmediato.

Cambios de humor

Es normal tener cambios de humor, ansiedad, incluso hasta experimentar melancolía durante los primeros días después del parto. Si se alargan ya no es tan normal, y es que podría ser el principio de una depresión post parto.

¿Se puede tener sexo durante el puerperio?

No es que sea malo, pero no se recomienda. Lo cierto es que lo que no se recomienda es tener relaciones sexuales con penetración, pero sí que se podrían tener relaciones sin coito.

Incluso aunque la mamá no haya sufrido una episiotomía, o un desgarro, es posible que la región perineal pueda haber quedado afectada de alguna manera, o haber desarrollado una cierta sensibilidad durante algún tiempo. Por ello, es mejor esperar a que sane la herida y a que los puntos se disuelvan antes de volver a tener relaciones sexuales.

También es bastante normal que las mujeres tengan la libido baja en ese momento de sus vidas: esto se puede deber a que no se sienten sexys, a la falta de sueño, a lo agotador que puede resultar al principio cuidar de un bebé las 24 horas del día, o a muchos otros motivos.

Si la pareja desea tener relaciones antes que la mujer lo mejor que se puede hacer es llega a un punto de entendimiento por las dos partes. Ambos deben de hablar de lo que sienten; ten en cuenta que tu pareja se puede sentir rechazada si no hay relaciones sexuales, pero tampoco vas a tenerlas si no quieres. La mujer debe explicarle el malestar físico o las ansiedades que experimenta, ya que estas son las causantes de que le hacen sentir reacia a tener sexo.

En definitiva, en esto consiste el Puerperio.