Saltar al contenido

Indigestión y acidez en el embarazo

Indigestión y acidez en el embarazo

La indigestión y acidez en el embarazo es un problema bastante común y que afecta a prácticamente todas las mujeres embarazadas en un momento u otro del embarazo.

Ya que ninguna mujer es igual, a algunas mujeres puede afectarles al principio del embarazo o al final, o a otras con un poco de más mala suerte, durante todo el embarazo.

Los problemas de digestión suelen aparecer normalmente cuando el embarazo está algo más avanzado y la tripa empieza a aparecer de forma inminente. Éstos problemas son totalmente normales y no deberían de ser motivo de gran preocupación, ya que son debidos a las dimensiones del bebé en la barriga y el tamaño de ésta, sumado a los cambios hormonales más la forma en la que están colocados los órganos internos.

La indigestión y acidez normalmente no es algo que se pueda evitar en si en un embarazo ya que forma parte del proceso de estar embarazada, por lo que la mejor forma de lidiar con ello es cuidar la alimentación todo lo posible para reducir el riesgo de que hayan este tipo de problemas.

Encontrar alimentos adecuados

Uno de los principales objetivos para reducir la indigestión y acidez en el embarazo es encontrar los alimentos que mejor se adapten a las necesidades en las que se encuentre la embarazada. Cada mujer embarazada es un mundo por lo que a cada una le irán mejor unos alimentos u otros para evitar problemas a la hora de hacer la digestión o controlar la acidez.

Lo mejor en cada caso es evitar alimentos que puedan parecer muy pesados durante todo el proceso del embarazo. Como decimos, cada mujer es un mundo por lo tanto lo que a una mujer puede parecerle muy pesado a otra puede irle bien y al revés, así que lo mejor es probar ante la duda y quedarse con los alimentos que mejor puedan sentar.

Acidez en el embarazo

Los problemas de acidez normalmente aparecen al principio del embarazo debido a los cambios que se están produciendo en el cuerpo. Estos problemas pueden solucionarse por si solos cuando han pasado unas semanas o bien cuando han pasado los primeros meses. Otras veces los problemas de acidez duran todo el embarazo así que lo mejor sería aparte de evitar alimentos que produzcan este problema, tener paciencia y esperar a que acabe todo el proceso.

En un principio, cualquiera de estos problemas es totalmente normal y en ocasiones aunque puede producir desesperación o frustración, acaban desapareciendo con el paso del tiempo. Hay que entender que el cuerpo de una mujer embarazada se somete a cambios bastante grandes y que es totalmente normal que la gran mayoría de embarazadas pasen por todos estos procesos en mayor o menor medida.

En muchas ocasiones las mujeres primerizas piensan que son problemas que solamente les pasa a ellas y pueden llegar a pensar que son problemas bastante graves, por lo que si conoces a una mujer embarazada puedes comentarle que son problemas totalmente normales en un embarazo.

Estos son los principales motivos que provocan la indigestión y acidez en el embarazo.

En este link encontrarás más información sobre síntomas de embarazo.