Saltar al contenido

Hinchazón abdominal en el embarazo

Hinchazón abdominal en el embarazo

La gestación del bebé generará toda una serie de cambios en el cuerpo de la mujer embaraza. No sólo cambiar la forma del cuerpo, si no también la forma de funcionar de sus órganos.

De aquí se desprende la importancia de conocer todos los cambios que se producen y comentarlo con el facultativo. Ten en cuenta que en cada etapa se van a producir muchos cambios, y que no hay que asustarse ante ellos.

La hinchazón abdominal (o distensión), es uno de los cambios más normales.

¿En qué consiste la hinchazón abdominal durante el embarazo?

Se trata de una determinada molestia del embarazo que normalmente empieza a darse a partir de los 3 meses. Es provocada debido a los cambios que se producen en el tamaño del útero; estos afectarán a la cavidad abdominal y al mismo tiempo comprimirá los intestinos hacia la zona del diafragma, haciendo que la digestión se ralentice.

Esta es la razón de porque las mujeres embarazas se sentirán más hinchadas después de haber comido.

Las causas más habituales que producen hinchazón abdominal en el embarazo se relacionan con una dieta inadecuada (por ejemplo, relacionada con el consumo excesivo de alimentos ricos en fibras, legumbres, o futas y verduras crudas).

Otras de sus causas son la acumulación de líquidos en el abdomen, oclusión intestinal parcial, PMS, aumento de peso, intolerancia a la lactosa, deglución de aire provocado por estados de tensión, síndrome del colon irritable…

Algunos remedios para aliviar los síntomas de la distensión abdominal

Si se ha producido por tragar aire

En este caso habrá que cambiar la forma en la que comemos; habrá que hacerlo despacio y siempre con moderación. Toma agua siempre dando pequeños sorbos y evita tanto las gaseosas cómo cualquier bebida carbonatada, masticar chicle o chupar caramelos.

Si se ha producido por una mala ingestión alimentaria

En este caso será imperativo controlar la dieta y repasar los hábitos alimentarios que seguimos. Amplía el número de comidas que haces al día, pero al mismo tiempo reduce la cantidad de alimento que consumes.

Bebe agua y no consumas fibra cruda (cómo la que procede de las frutas y verduras); en lugar de ello, cuécelas.

Si comes rápido por estar estresada, algunas actividades cómo el yoga o el shiatsu pueden ayudarte a controlar este hábito.

Si se ha producido por estreñimiento o por un constipado

Puedes añadir yogures a tu dieta, además de agregar verduras y frutas cocidas que facilitarán tu digestión.

Reduce los alimentos pesados: por ejemplo, aunque no seas intolerante a la lactosa, la leche sin lactosa es menos pesada, por lo que se considera más fácil de digerir.

¿Cuánto se debe de acudir al médico por una hinchazón abdominal?

Acudiremos al médico cuando el abdomen sea sensible al tacto, cuando no se toleren los alimentos, se presenten síntomas extremos cómo diarrea intensa o fiebre o cuando ya estemos siguiendo un tratamiento por parte del médico y este no responda de la forma en la que cabría esperar.

 Descubre más síntomas sobre el embarazo aquí