Saltar al contenido

Estrías en el embarazo

Estrías en el embarazo
Estrías en el embarazo

Las estrías en el embarazo es uno de los problemas físicos, otro de los cambios físicos del embarazo, que más suele preocupar a una mujer que está buscando quedarse embarazada o que ya está embarcada en la aventura de gestar una nueva vida en su interior.

Estas marcas que normalmente aparecerán en el abdomen, piernas o glúteos serán uno de los principales problemas a los que enfrentarse o intentar evitar desde prácticamente el minuto uno en el que se sabe la noticia de que el embarazo está en curso.

¿Se pueden evitar las estrías en el embarazo?

Las estrías en sí no es algo que vaya a aparecer necesariamente en absolutamente todas las mujeres embarazadas, por lo tanto no hay que alarmarse desde el primer momento porque puede que pasen todas las semanas del embarazo, nazca el bebé, y el cuerpo de la madre esté exactamente igual respecto a estrías, que antes de quedarse en cinta.

Muchas mujeres no son propensas a tener este tipo de marcas, ni en el embarazo ni antes de dar a luz, por lo que por mucho que hagan por cuidarse o no hagan, estas marcas no aparecerán en su piel de ninguna manera. No obstante es recomendable cuidar la piel en el embarazo independientemente de si el cuerpo tiende a crear estrías o no.

¿Cuándo empezar a cuidar de la piel de cara a la posible aparición de estrías?

Las estrías son unas marcas que aparecen en la piel debido al estiramiento de la misma de forma casi inminente, osea por ganar peso de repente o bien perderlo. Cada mujer embarazada es un mundo y algunas empezarán a ensanchar su piel antes o después que otras, dependiendo de cuando empiecen a ganar peso por la gestación. No obstante, lo recomendable es que la piel empiece a cuidarse desde el minuto uno aunque los cambios físicos en el cuerpo no se noten hasta pasados unos pocos meses.

Es importante saber que de cara al segundo o tercer trimestre, si se gana mucho peso o mucho volumen en la zona del abdomen, se tenga un especial cuidado en la zona con las cremas oportunas.

Lo mejor en estos  casos para evitar cualquier problema de estrías lo máximo posible es acudir a un médico especialista para que puedan aconsejar sobre los mejores productos para el cuidado de la piel en el embarazo, de esta forma se tendrá la seguridad de que se está haciendo bien cada paso y que aunque el cuerpo tienda a crear las estrías aunque la piel esté cuidada, al menos pueda reducirse el volumen o la cantidad de las mismas durante todo el proceso del embarazo.

En muchas ocasiones, quizá tantas como en sentido contrario, es posible que no aparezca absolutamente ninguna estría a lo largo del embarazo incluso aunque no se haya cuidado de las zonas en especial con algún producto que haya podido recomendar el médico. Si es tu caso o el de algún familiar estás de suerte, aunque lo más recomendable es cuidar las zonas de igual manera para evitar problemas que puedan aparecer repentinamente.

En este link podrás encontrar más síntomas del embarazo.