Saltar al contenido

Estreñimiento en el embarazo

Estreñimiento en el embarazo

El estreñimiento es un trastorno común en el cuerpo de la embarazada; lo cierto es que se da en casi 1 de cada dos mujeres, en cualquier punto del embarazo.

La razón que produce esta dolencia está relacionada con la hormona progesterona. Esta hormona tiene capacidad para relajar los músculos suaves de casi cualquier parte del cuerpo, y esto incluye también en aquellos referidos al sistema digestivo. El resultado de este proceso es ralentizar el movimiento de los alimentos en los intestinos.

El bebé cada vez ocupa más espacio, por lo que el problema de estreñimiento podría empeorar a medida que avanza el embarazo; esto será debido a la presión que hará el útero sobre el recto.

Las mujeres embarazadas suelen presentar deficiencia de hierro, por lo que el facultativo recomendará desde el primer momento suplementos de este mineral, para evitar problemas. Estos suplementos podrían afectar todavía más al problema de estreñimiento.

Generalmente no es un problema grave, aunque podría ser el indicativo de que existe otro problema de gravedad.

Hay que preocuparse si se presenta un cuadro de estreñimiento intenso que va acompañado de dolores abdominales, mucosidad o sangre, si se alterna con cuadros de diarrea, o si se expulsa sangre.

También podría derivar en hemorroides, fenómeno que ocurrirá al hacer fuerza al evacuar al inflamarse las venas de la zona rectal. Aunque ni son perjudiciales para la madre o el bebé, son muy molestas.

¿Qué se puede hacer para prevenir/aliviar el estreñimiento durante el embarazo?

Dienta rica en fibra

El médico te recomendará seguir una dieta que sea rica en fibra; esto incluye consumir cereales cómo arroz y pan integral, cereales, frijoles y, sobre todo, fruta y verdura fresca.

Desde el momento en el que hagas un cambio en tu dieta, hasta que finalmente tengas algún tipo de resultado, pueden llegar a pasar algunos días.

Hidratación adecuada

Se recomienda tomar unos 10 vasos de agua diarios (de unos 250ml cada uno). Este es un valor orientativo, ya que dependerá de las necesidades de la embarazada.

También tenemos la opción de beber de forma regular hasta que el color de la orina sea amarillo claro, lo que indicará que nos estamos hidratando de forma adecuada y evitaremos cualquier problema de estreñimiento.

Ejercicio

El ejercicio en las embarazadas puede ser un dolor de cabeza, por lo que habría que consultar al médico para saber que podemos o no hacer. Andar, hacer algo de natación o de bicicleta fija, y el yoga pueden ser actividades que te mantengan en forma, y que al mismo tiempo eviten cualquier problema relacionado con el tránsito natural del cuerpo.

Tómate tu tiempo

Analiza el momento del día en el que sueles evacuar y tómate tu tiempo para hacerlo. Además, si tienes ganas de ir en cualquier momento no lo dejes para más tarde.

Aprende a escuchar a tu cuerpo para evitar problemas de estreñimiento y otros variados.

Cambio de vitaminas

Es posible que las vitaminas que estés tomando tengan una dosis muy elevada de hierro. Consulta con el médico o matrona para ver si puedes tomar un suplemento con una dosis inferior.

Con estos consejos podrás evitar el estreñimiento durante el embarazo.

Más información sobre síntomas de embarazo haciendo click aquí