Saltar al contenido

Dolores musculares durante el embarazo

Dolores musculares durante el embarazo

Los dolores musculares en el embarazo son una de las principales molestias que se tienen y se extienden además, durante todo el periodo de gestación.

Depende de cada mujer pero principalmente este tipo de dolores se localizan sobre todo en el abdomen de cara al final del embarazo, en la espalda, en la parte superior de las piernas y en la zona de la ingle.

Los dolores aumentan de forma moderada conforme el embarazo llega a su fin y también pueden sufrirse problemas de ciática, debido a que el útero cuando la gestación está avanzada mantiene una presión en el nervio ciático.

¿Qué hacer para evitar los dolores musculares del embarazo?

Existen formas de evitar o bajar la intensidad de los dolores musculares, estos consejos pueden ayudar a mejorar respecto al dolor aunque normalmente no los eliminarán completamente si el embarazo ya está muy avanzado.

Mantener una circulación de la sangre adecuada

Si se sienten dolores en las piernas la mejor opción es mantenerlas en alto para que la circulación de la sangre esté estimulada. Este remedio se aplica realmente a cualquier parte del cuerpo, cuanto más se eleve la parte afectada la circulación se mantendrá activada por lo tanto los dolores pueden disminuir.

No mantener posturas incómodas a la hora de sentarse

A veces aunque no seamos conscientes, podemos tener una mala postura al sentarnos y esto afectará negativamente contra los dolores musculares que ya puedan existir, y en caso de que no haya ninguno puede crearlos.

Mantener una postura adecuada al sentarse o recostarse puede evitar que aparezcan nuevos dolores.

Mantener un control sobre la ganancia de peso

Es básicamente uno de los puntos más importantes. El peso ganado en total en todo el periodo del embarazo debería de ser entre 10 o 12 kilos más de los que se partían antes de estar embarazada, por lo que una subida extrema de peso afectará a los músculos de todo el cuerpo y pueden aparecer dolores musculares bastante importantes.

No realizar esfuerzos físicos

Normalmente los esfuerzos físicos en cualquier etapa del embarazo están totalmente no recomendados, pero si por cualquier razón se realiza un esfuerzo físico o incluso algún deporte puede desencadenar en dolores que no serán bienvenidos.

Cuanto más avanzado esté el embarazo estos dolores pueden llegar a ser peores, así que es mejor evitar cualquier esfuerzo físico.

Tratamientos

Una mujer embarazada nunca debería de auto medicarse bajo ningún concepto. Aunque el remedio pueda ser bastante simple y se piense que puede eliminarse con un fármaco de venta sin receta médica, podría ser bastante dañino para el bebé que viene en camino.

Si eres una mujer embarazada y estás pensando en tomar medicamentos para combatir los dolores musculares, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu médico de cabecera para que pueda darte el mejor remedio. En ocasiones puede que te recete algún medicamento que sea compatible con el embarazo o también puede recomendarte algún remedio natural que no sea nocivo para el bebé y que pueda ayudarte a eliminar esos dolores.

Podrás encontrar más síntomas del embarazo haciendo click aquí.

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star