Saltar al contenido

Dolor vaginal

Dolor vaginal

En cualquier embarazo podemos llegar a encontrar cualquier tipo de molestia o dolor, independientemente de si se trata de un primer embarazo o no. Cada mujer embarazada es diferente y algunas pueden sufrir de algunas molestias o dolores y otras en cambio pueden pasar un embarazo totalmente tranquilo y sin síntomas.

Las hormonas y sus cambios son las causantes de muchos de los problemas que puede tener una mujer embarazada desde el principio de la gestación. Estos problemas pueden ir desde dolor en los pechos o inflamación, dolores en el útero debido a los cambios que se realizan en él, cambios drásticos en el humor o también dolor vaginal cuando el embarazo ya está muy avanzado.

¿Puede evitarse el dolor vaginal en el embarazo?

Realmente no es algo que pueda pasarle a cualquier mujer embarazada, ya que en muchas ocasiones no es algo que ocurra como cualquier otro problema. En muchas ocasiones las razones pueden ser infinitas así que realmente no es algo que sí que pueda evitarse aunque en cambio, es algo que si puede llegar a tratarse.

Como tratar el dolor vaginal en el embarazo

El dolor vaginal ocurre normalmente por la falta de ejercicio en las paredes de la vagina aunque hay otros muchos factores por los cuales puede ocurrir. Practicar los ejercicios de Kegel es una de las formas de tratar este tipo de dolor, ya que si se fortalece la zona de los músculos en un futuro se pueden llegar a tener muchos menos problemas de los que pueden llegar si no se fortalece la parte de los músculos de la vagina, incluso, puede facilitar mucho el parto cuando llegue el momento.

El suelo pélvico es algo bastante importante a tratar antes del embarazo, durante y después del parto ya que si realmente no se le presta demasiada atención, podemos encontrarnos a la hora del parto con complicaciones bastante importantes que podíamos haber evitado con unos simples ejercicios cada día del embarazo.

Los ejercicios de Kegel son muy simples y pueden realizarse a cualquier hora del día, solamente hay que encontrar un lugar tranquilo como un sofá o una cama y centrarse en contraer y relajar constantemente los músculos que se encuentran en la vagina, para así fortalecer día tras día la zona y mantener todo en forma, primero para llevar un embarazo lo mejor posible y segundo para enfrentar el parto de una manera mucho más fácil de lo habitual.

Por otra parte, el dolor vaginal en el embarazo aunque es algo totalmente normal, cabe destacar que si ocurre al principio de la gestación, es recomendable acudir a un médico, matrona, o ginecólogo para explicar la situación y descartar que pueda ser un problema mayor, ya que si estos dolores se acompañan de pequeños o grandes sangrados podrían llegar a ser la causa de un problema en el embarazo (como un aborto o cualquier problema que no tenga solución) si no se acude al médico si el problema persiste durante demasiado tiempo.

Puedes ver más síntomas del embarazo aquí.