Saltar al contenido

Dolor de cabeza en el embarazo

Dolor de cabeza embarazo
Dolor de cabeza en el embarazo

Es bastante común tener dolor de cabeza durante el embarazo, en especial durante el primer periodo. Ese trastorno suele darse en mujeres que ya sufrían de jaquecas o migrañas, con la diferencia de que ahora el dolor puede ser algo más pronunciado. Si este es tu caso no temas, ya que el dolor empezará a remitir en el siguiente trimestre.

¿Qué provoca el incremento del dolor de cabeza en el embarazo?

Los expertos no se terminan de poner de acuerdo sobre las causas. Se piensa que probablemente el motivo sea la revolución de hormonas que se está produciendo en el organismo durante ese periodo, aunque si bien es cierto que esta es la explicación que se le da a prácticamente cualquier síntoma.

Si eras consumidora habitual de cafeína, el facultativo ya te habrá avisado de que este es un alimento prohibido durante el embarazo. Dejar de tomar tu café diario puede hacer que tu cabeza te duela durante los primeros días, hasta que se desbloqueen tus receptores y puedas acostumbrarte a vivir sin esa agua marrón.

Durante el embarazo existen otros síntomas que podría agravar el dolor de cabeza, cómo la sensación de cansancio en general o falta de sueño, sensación de estrés, ansiedad o depresión, hambre, deshidratación, cansancio visual o la presencia de determinadas alergias.

En la mayoría de las situaciones, estos dolores remitirán con el tiempo. Sin embargo, si se producen durante el segundo o el tercer trimestre podría ser el indicativo de algo malo, cómo preeclampsia.

La mujer embarazada puede tomar acetaminofén para aliviar el dolor; sin embargo, si este dolor de cabeza es muy fuerte, y/o no se alivia con el medicamento, acude al médico para que evalúe tu situación y descarte cualquier problema.

¿Cómo diferenciar un dolor de cabeza convencional de una migraña?

El dolor de cabeza clásico es aquel que se presenta como una determinada presión o dolor agudo en la parte inferior del cuello o en cualquiera de los lados de la cabeza. Si no es algo nuevo en ti; si antes del embarazo ya tenías estos dolores, el problema podría empeorar durante el periodo.

En cambio, las migrañas (jaquecas), se caracterizan por un dolor punzante que irá incrementando su intensidad, pasando desde moderado a fuerte. Su foco de localización suele ser tan sólo en un lado de la cabeza. Al mismo tiempo hay ciertos síntomas que se asocian con una jaqueca, cómo vértigos, náuseas, vómitos, sensibilidad al ruido o a la luz, etc.

Pueden durar de entre 4-72 horas si no se tratan con fármacos. Se calcula que un 16% de las mujeres embarazadas sufren de jaquecas.

¿El dolor de cabeza en el embarazo podría afectar al bebé?

Estos dolores de cabeza, o migrañas, no parecen afectar al bebé de ninguna manera. Si se dan durante el segundo-tercer trimestre habría que hablar con el médico, por si se tratase de preeclampsia.

En principio no hay problema en tomar paracetamol, aunque la mayoría de las recetas para aliviar el dolor de cabeza o migrañas no son compatibles con embarazadas.

En este link puedes ver otros síntomas del embarazo