Saltar al contenido

Dificultad para respirar durante el embarazo

Dificultad para respirar durante el embarazo

Si eres una mujer embarazada es muy probable que hayas llegado hasta aquí preocupada porque durante el periodo de gestación estas teniendo dificultad para respirar o simplemente parece que en ocasiones te falta el aire.

Puede que entres en un sitio cerrado, como un restaurante o similar y sientas que poco a poco te vas cansado hasta que llega un punto de agobio bastante importante.

¿Por qué parece que me falta el aire y tengo dificultad para respirar?

Principalmente es muy probable que te ocurra a partir del segundo trimestre, ya que tu bebé está creciendo y sus dimensiones hacen que se haga presión en tu caja torácica. La matriz poco a poco irá ejerciendo más presión en el diafragma y al mismo tiempo tus pulmones tendrán menos capacidad de aire, por lo tanto es probable que conforme pase el tiempo sientas que te va faltando el aire o alguna dificultad para respirar.

Por otra parte, existen otras razones por las que sientas que te falta el aire durante el embarazo. Durante el periodo de gestación necesitas más oxígeno por lo tanto tus respiraciones, aunque no lo parezca, se vuelven más profundas e inhalas más aire, aproximadamente un 40% más de lo que inhalarías si no estuvieras embarazada. Este es otro motivo por los cuales puedes sentirte agobiada o con dificultad para respirar, incluso podrías experimentar mareos leves.

¿Qué puedo hacer para evitarlo?

Puede que cuando más te des cuenta que te falta el aire o tenga problemas para respirar bien sea a la hora de irte a dormir. Es preferible que duermas de lado para que la presión en el diafragma disminuya y que además uses cojines para encontrar la postura perfecta para dormir. Es importante que si estás en un estado avanzado del embarazo no duermas boca arriba ya que la presión en el diafragma será mayor y básicamente no aguantarás más de unos segundos en esa posición por la dificultad para respirar que tendrás.

Es importante también salir a andar de forma continua para estar en forma y evitar así que el problema empeore. Subir de peso de forma exagerada hará que te falte el aire todavía más y estarás sufriendo un continuo agobio muy a menudo. Por otra parte, si estás sentada en un sofá o una silla intenta mantener la espalda en una correcta posición y evitar posturas extrañas, ya que puede que pasado un rato también notes dificultad para respirar aunque no te estés dando cuenta al principio.

Si notaras dificultad para respirar durante mucho tiempo y sintieras que no puedes tolerar el agobio que pueda ocasionarte, siempre puedes pedir cita con tu médico de cabecera y comentarle la situación. Él sabrá aconsejarte sobre que puedes hacer para evitar en la mayor medida los problemas de falta de aire.

Por otra parte, el problema desaparecerá cuando el embarazo esté llegando a su fin y el bebé empiece a encajarse en la pelvis, ya que así tu diafragma dejará de estar tan presionado y a la vez tus pulmones podrán cargar más oxígeno.

Descubre aquí otros síntomas de embarazo.

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star