Saltar al contenido

Congestión nasal en el embarazo

congestión nasal en el embarazo
Congestión nasal en el embarazo

La congestión nasal durante el embarazo es bastante normal y realmente le ocurre a prácticamente todas las mujeres que están en periodo de gestación.

Es posible que durante el embarazo notes la nariz taponada sin motivo aparente. Puede que no tengas ningún virus o alergia y aun así notes éste síntoma de tener algo sin realmente tenerlo.

¿Por qué ocurre la congestión nasal en el embarazo?

La congestión nasal ocurre porque el riego sanguíneo aumenta y esto hace que la mucosa nasal se hinche. De esta manera al estar toda la zona más inflamada de lo que estaría normalmente, hace que el conducto de respiración se empiece a taponar.

La zona del tejido nasal empezará a volverse más sensible y es muy probable que en algún momento del embarazo puedas notar pequeños sangrados en la nariz.

¿Qué hacer para evitarlo?

Existen métodos que te ayudarán a aliviar el problema aunque es probable que en ocasiones no lo eliminen del todo.

Utiliza una almohada adecuada

A la hora de dormir la congestión nasal será cuando más pueda llegar a molestarte. Si utilizas una almohada más alta o varios cojines para mantener la cabeza más alta, puede que el problema mejore notablemente o que incluso desaparezca con el paso de unos minutos.

Utiliza suero fisiológico

Hidratará la mucosa nasal y además podrás usarlo a menudo, realmente tantas veces como te haga falta. Podrás comprarlo en cualquier farmacia.

Hidrátate bien

Es recomendable beber agua de forma continua mientras estás embarazada, aunque si tienes problemas de congestión nasal, deberías de aumentar la ingesta de agua para poder evitar el problema. Estar bien hidratada es esencial para evitar estas dificultades para respirar y si te encuentras en meses de verano, puede volverse de vital importancia.

Consigue un humificador para el hogar

Un humificador solucionará en gran parte cualquier problema para respirar. Si te encuentras viviendo en una zona donde abunde el aire seco es más recomendable tener este aparato para mejorar la respiración de toda la familia.

Realiza respiraciones de vapor

Si es de noche y notas la nariz muy taponada antes de irte a dormir, puedes probar a hacer el método de hacer respiraciones al vapor. Lo único que tendrás que hacer es llenar una olla de agua y ponerla a calentar. Puedes cubrirte la cabeza con una toalla mientras respirar el vapor que sale de la olla. De esta forma podrás mejorar el problema con la respiración antes de irte a dormir.

Por otra parte, si has probado ya todos estos métodos y la congestión nasal sigue en pie dificultándote respirar durante mucho tiempo, puedes coger cita con el médico de cabecera para que pueda ayudarte con el problema.

Dado que es un problema de hinchazón, es recomendable que no intentes sonarte la nariz muy bruscamente ya que solamente harás que el problema se vuelva peor o que provoques que te sangre la nariz. Si esto ocurriera, procura mantener la cabeza en alto y tapona la nariz durante unos minutos para que el sangrado desaparezca.

Si haces click aquí podrás encontrar más síntomas sobre embarazo.

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star