Saltar al contenido

Cólicos o dolor abdominal

Cólicos o dolor abdominal

Los cólicos o dolor abdominal es algo bastante común en el embarazo, aunque hasta cierto punto. Puede ser una parte normal en el que el cuerpo se adapta para que el bebé “quepa”. No es normal que este dolor sea muy intenso; en el caso de que sea así, habrá que acudir al médico de inmediato.

Causas más comunes que producen los cólicos o dolor abdominal durante el embarazo

Gases / estreñimiento

En el embarazo aumentan los niveles de progesterona. Esta hormona se irá liberando poco a poco, y al mismo tiempo el sistema digestivo irá experimentando algunos cambios de importancia: por ejemplo, los alimentos circularán de forma más lenta por el mismo.

Si este es tu problema, el facultativo te recomendará tomar agua abundante, seguir una dieta rica en fibra, hacer algo de ejercicio, incluso hasta usar ablandadores de heces.

Dolor del ligamento Redondo

Este dolor se presentará de forma agua y punzante en el momento en el que la embarazada cambie de posición. Su causa es producida por los dos grandes ligamentos que avanzan desde la ingle hasta la zona en la que se ubica el útero.

Conforme el útero va aumentado de tamaño, los ligamentos lo harán de forma proporcional, lo que generará la sensación de malestar.

Si la causa de tus cólicos o dolor abdominal son producidos por este trastorno, tienes que saber que en la mayor parte de los casos es inofensivo.

Suele darse en el segundo trimestre.

Contracciones de Braxton Hicks (Contracciones de práctica)

Realmente son molestias leves que experimentará la embarazada, pero que no tiene ningún riesgo para ella o para el bebé.

Este síntoma está descrito como un endurecimiento de los músculos contenidos en el estómago (cómo si se hubiera hecho ejercicio para fortalecer los abdominales)

El único problema de estas contracciones es diferenciarlas de las verdaderas: estas últimas duran mucho más tiempo y provocan más dolor.

Aunque no se sabe con cierto cuál es el origen de las contracciones de Braxton Hicks, algunos estudios aseguran que pueden ser causadas por deshidratación.

Embarazo Ectópico

Aunque tan sólo ocurre en 1 de cada 50 embarazados, conviene conocerlo. Se produce cuando el óvulo está implantado en una zona distinta del óvulo (cómo en la Trompa de Falopio).

El embarazo ectópico no puede seguir y deberá ser interrumpido por el facultativo.

Aborto espontáneo

Uno de los síntomas más característicos de un aborto espontáneo es la presencia de contracciones, que producirán dolores desde leves a graves. También se acompaña de otros síntomas que deben de ser estudiados.

ITU (Infección del Tracto Urinario)

Aunque se puede tratar de forma sencilla durante el embarazo, si se ignora evolucionará del problema desde cólicos o dolor abdominal a algo mucho más grave.

Sus síntomas más habituales son dolores, molestias, así como ardor en el momento de orinar.

Preeclampsia

La preeclampsia es una dolencia del embazo que produce dolor abdominal (normalmente se concentra en la zona inferior de las costillas). Además, se acompaña por otros síntomas cómo vómitos, náuseas o aumento de presión en el abdomen.

Cada caso debe de ser tratado de forma individual, por lo que el médico determinará el mejor tratamiento en tu caso.

En este link puedes ver otros síntomas del embarazo