Saltar al contenido

Síndrome del bebe sacudido

Quizás pueda parecer exagerado o aterrador leer esto, pero, PUEDES MATAR A TU BEBË EN TRES SEGUNDOS, esa es la cantidad de tiempo necesaria para que un bebé muera debido a los daños irreversibles ocasionados por una sacudida al bebé o un juego de aspecto tan inocente como un aventón al aire.

Pero, ¿Qué es el Síndrome del bebé sacudido? Es un tipo de lesión cerebral producido al momento de someter al bebé a sacudidas violentas. Las sacudidas provocan en el bebé hemorragias subdurales (hemorragias cerebrales) o hemorragias retinales (hemorragias en las retinas) el problema se agrava cuando el bebé es lanzado a una superficie luego de sacudirlo, provocando el síndrome de impacto sacudido.

Según la Fiscalía General de la Corona de Inglaterra y Gales en 2011, el término bebé sacudido debía ser modificado con el término traumatismo craneal no accidental y en el 2009 la Academia Americana de Pediatría recomendó el uso del término Traumatismo Craneal Abusivo con el fin de reemplazar las siglas SBS.

El cerebro se golpea

Al momento de sacudir a un bebé, su pequeño cerebro rebota o se golpea contra las paredes internas del cráneo, ten en cuenta que la cabeza de un bebé es muy grade y pesada en proporción con su cuerpo y el cerebro del niño no ha ocupado totalmente el espacio dentro de la cabeza por lo que al sacudirlo, el efecto de aceleración y desaceleración generado provoca lesiones como hemorragias, magulladuras e hinchazón cerebral.

El cuello de un bebé no cuenta con el tono muscular necesario para soportar el peso de su cabeza, por lo que las oscilaciones generadas provocan que la cabeza se bambolee como si careciera de soporte alguno.

Consecuencias mortales y graves

Las consecuencias sufridas por un bebé que es sacudido son extremas y en caso de su supervivencia, las secuelas marcarán su vida para siempre. Algunas de las consecuencias o signos que permiten diagnosticar este problema son:

  • Hemorragia retinal: Se da en el ocurre 85% de los casos de SBS puede ser descartada si su origen es otra afección con sencillas pruebas en un hospital.
  • Fracturas de las vértebras, huesos largos y costillas: al sacudir el bebé normalmente se le toma por las costillas, la presión ejercida puede fracturarlas, el movimiento oscilatorio puede fracturar las vertebras y sus extremidades pueden verse afectadas a nivel de las articulaciones. Fracturas en las vertebras pueden tener consecuencias como parálisis total o parcial y torpeza.
  • Lesiones en el cerebro como: lesión axonal difusa, privación de oxígeno, aumento de la presión dentro del cráneo y edema cerebral.
  • Alteraciones en el centro respiratorio troncoencefálico: Provocado trastorno hipóxicos que privan al bebé de oxígeno.
  • Ceguera: Daños a los nervios ópticos.
  • Pérdida auditiva
  • Trastornos del habla y del aprendizaje incluso puede padecer de retraso mental.
  • Ataques epilépticos
  • MUERTE

Síntomas del síndrome del bebé sacudido

Cuando un bebé es sacudido los síntomas que delatarán el maltrato son los siguientes:

  • Elevada Irritabilidad.
  • Vómitos.
  • Poco apetito.
  • Problemas al comer.
  • Dificultad respiratoria.
  • Convulsiones.
  • Piel azulada.
  • Letargo, cansancio, falta de movimiento e incapacidad para mantenerse despierto.
  • Magulladuras en las zonas por donde se le sujetó.
  • Cabeza de mayor tamaño, frente más pronunciada o fontanela que sobresale.
  • Temblores.
  • No puede seguir el movimiento con los ojos.
  • Incapacidad para levantar la cabeza.
  • Inconsciencia
  • Coma.

¿Quién está en riesgo de padecer el síndrome del bebé sacudido?

Es común en bebés de hasta un año de edad y menos común en niños mayores a dos años, sin embargo, una sacudida muy violenta puede afectar a niños de hasta cinco y seis años.

Están mayor riesgo de padecer este síndrome los bebés de entre dos y cuatro meses de edad.

¿Por qué sacuden a los bebés?

En muchas ocasiones los padres o cuidadores del bebé se frustran con el comportamiento del niño, y creen que al sacudirlo este dejará de llorar. En otras ocasiones aún no pueden aceptar la realidad de la paternidad o responsabilidad adquirida.

También puede darse en personas que crecieron con esa enseñanza o personas que no conocen las graves consecuencias que tiene el sacudir a un niño.

¿Quién puede sacudir a un bebé?

Según estudios estadísticos, tres cuartos de los casos de SBS fueron provocados por hombres entre los veinte años de edad. Luego siguen las madres y otras cuidadoras. No existe diferenciación étnica ni económica para este síndrome.

Diagnostico del síndrome del bebé sacudido

El diagnóstico del SBS debe ser rápido y preciso pues requiere de tratamiento inmediato para salvar la vida del bebé y prevenir problemas a futuro. Desgraciadamente padres y cuidadores pueden mentir a los doctores con el fin de escapar de las consideraciones legales que son la consecuencia inmediata de este tipo de MALTRATO INFANTIL.

El diagnóstico del SBS requiere de reconocimiento de los síntomas, una prueba de resonancia magnética (siglas en inglés MRI) o un escáner por tomografía computarizada (siglas en inglés CT) e incluso, rayos X para determinar fracturas.

Prevención

La máxima prevención es no sacudir a un niño, nunca. Sin embargo, algunos consejos que pueden ser seguidos son:

  • Revise y compruebe las referencias de los cuidadores que contrate para cuidar a su bebé.
  • Ofrezca información oportuna a la población en riesgo, es decir, parejas jóvenes con embarazos sorpresivos o no deseados, parejas con problemas económicos, entre otras.
  • Vigile de cerca a la madre si la depresión postparto es severa.