Saltar al contenido

Semana 7 de embarazo – La séptima semana

Semana 7 de embarazo – La séptima semana

En el caso de que ya estés en la semana 7 de embarazo, vas a tener la oportunidad de presenciar muchos cambios, por tal razón, te daremos a conocer cómo será la evolución en tu vientre a continuación:

Cambios del Embrión

El embrión cada vez va a ir adoptando una forma más parecida a la de un bebe, se le empieza a distinguir sus manos y pies, aunque tienden a parecerse a unas pequeñas patas de pato, debido a la membrana que hay entre dedos.

Todos estos cambios se deben a tres grupos de células que guían el desarrollo del embrión, y el primero a mencionar es la que se encarga de formar la piel y el sistema nervioso.

La segunda célula es la que se encarga a formar los vasos sanguíneos y los músculos; y la última se hace cargo del sistema digestivo, creándose así de manera progresiva el pequeño embrión.

¿Qué tamaño tiene el Embrión?

En la semana 7 de embarazo el feto ya tiene el tamaño de un garbanzo, pero aun así se le puede detallar claramente los rasgos del rostro, como sus parpados, ojos y se puede percibir que empieza a asomar su pequeña nariz.

La piel puede observarse bastante transparente, pues las venas se notan a través de ella, por lo fina que es, tal cual como un pergamino. Al observarlo de cerca se nota más este espectáculo.

¿Cuál es la evolución de los órganos?

El cerebro del bebe está empezando su desarrollo con los hemisferios, el hígado da inicio a la producción de glóbulos rojos, hasta que llegue a formarse por completa la medula espinal, que se encargara de este trabajo.

Otra de las partes a desarrollarse es el apéndice y el páncreas, para que más adelante se puedan producir la famosa hormona, llamada insulina que ayuda a todo ese proceso de digestión que todos pasamos.

A pesar de que el embrión sigue teniendo la cabeza más grande que el cuerpo, el corazón se encuentra dividido en dos cámaras y los pulmones ya tienen un bronquio primario que permite el paso del aire.

¿El Embrión es capaz de moverse?

Por muy pequeño que sea el embrión en la semana 7 de embarazo, no impida que se mueva, pues lo hace con regularidad, aunque no lo sientas, pero al tiempo podrás notarlo.

Claro está, que cada embarazo es totalmente distinto, de hecho, los expertos mencionan que el desarrollo de cada bebe lleva un ritmo diferente, sin embargo, todo este artículo es solo una idea de lo que podrías experimentar.

Síntomas en la mamá en la semana 7 de embarazo

Los cambios no solo suceden con el embrión, la madre también presenta una gran fluctuación de hormonas que pueden llevar a estar más sensible o en todo caso irritable.

Esto no solo lo debe considerar la madre, también su pareja, pues esos cambios de humor pueden ser bastantes irracionales, por lo tanto, se debe redoblar esfuerzos para que haya una comunicación más eficaz.

Tener empatía uno con el otro, explicando cada uno de los sentimientos y emociones de manera de que entienda su pareja, se tendrá con seguridad esa prueba que se les puede presentar en la relación, comprobando la solidez de ello.

Aparte de emociones, en esta semana también se presentan síntomas que son muy propios del embarazo como los ardores; este es considerado como un reflujo gastroesofágico, que es bastante molesto en este proceso de embarazo.

Es recomendable evitar el consumo de comidas picantes o que contengan muchas especies. Lo mejor es realizar varias comidas al día de escasa cantidad.

Pero en caso de que los síntomas evolucionen, no se debe dudar asistir a consulta médica, para que le recomiende un fármaco antiácido con hidróxido de aluminio, trisilicato de magnesio o rantidina.

En fin, son muchos los cambios que suceden en este proceso de embarazo, y en la semana 7 no deja de ser uno de esos momentos más experimentados para la mujer embarazada, desde sus síntomas hasta los cambios de su bebé.

 

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.