Saltar al contenido

Semana 40 de embarazo

Semana 40 de embarazo

El embarazo es algo maravilloso, que solo las mujeres pueden experimentar, y que les deja la experiencia de poder tener a su bebé y poder convertirse en mamás en tan solo nueve meses.

Para cada mujer, el embarazo es diferente, cada una puede llegar a experimentar el embarazo de forma diferente, debido a que cada cuerpo es distinto. Sin embargo, hay síntomas y etapas que todas las mujeres deben pasar por ellos.

Aunque pueden reaccionar de forma distinta a estas etapas, todas las mujeres al embarazarse, pasan por cada una de ellas, y eso se debe a que el embarazo se desarrolla por etapas, y estas varían cada semana.

Suena complicado, ¿Cierto? Pero la verdad es que no lo es. Para esas nuevas mamás que apenas están comenzando su embarazo, es posible que todo esto les resulte abrumador, pero para quienes ya tienen un embarazo avanzado, saben que solo es cuestión de tener paciencia.

Evolución del bebé y la mamá en la semana 40 de embarazo

El embarazo va avanzando y cambiando cada semana. Semanalmente, las mujeres experimentan cambios tanto en sus cuerpos como en su humor, y por supuesto, el bebé también experimenta cambios a medida que pasa el tiempo.

Sin embargo, al llegar a la semana 40 de embarazo, ya no hay muchos cambios que experimentar, debido a que ya entraste, oficialmente, en tus últimas semanas de embarazo. Suena increíble, ¿Verdad? Después de nueve largos meses (10, en realidad), por fin falta tan poco.

Para la semana 40 de embarazo, es probable que ya esté pautada tu fecha de parto, debido a que a partir de la semana 30, es normal que las mujeres tengan su fecha de parto ya decidida, sin embargo, es completamente común que el día llegue y sigas embarazada.

Esto se debe a que se trata de una fecha tentativa, y tu cuerpo puede decidir seguir embarazado, lo que es completamente normal y sano. Así que no te preocupes, no hay nada malo en ti, y no está pasando nada malo con tu bebé.

Mientras sigues embarazada, ya a partir de esta semana, tu bebé solamente estará esperando para nacer. Ya para etapa ha crecido todo lo que debía crecer dentro del vientre, y alcanzado su peso máximo. Es probable que pese entre tres kilos y mide unos cincuenta centímetros, como mínimo.

Más allá de esto, la semana cuarenta es una semana sumamente tranquila para tu bebé. Ya creció y solo está esperando para salir de tu vientre al mundo, así que durante este tiempo, eso es lo que hará: Fortalecerse y esperar por el día de su nacimiento.

Con respecto a tu cuerpo como mujer, tampoco experimentará muchos cambios físicos, aunque es probable que sí emocionales. Desde felicidad, por saber que tu fecha de parto se acerca cada vez más, hasta frustración, porque pasó tu fecha de parto prevista, pero tu bebé aún no está completamente listo para nacer.

Sin embargo, debes tener paciencia, mucha, debido a que es probable que aún tengas que pasar por dos semanas más de embarazo esperando por un parto natural, sin embargo, si deseas tener un parto por cesárea, entonces ya a partir de esta semana es completamente seguro hacerlo.

Otra cosa de la que debes estar muy pendiente durante esta semana, es que tu bebé se moverá bastante. Así que no te sorprendas si lo notas más activo de lo normal, pero si llegas a notar que no se está moviendo tanto como debería, es momento de llamar a un doctor.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.