Saltar al contenido

Semana 35 de embarazo

Semana 35 de embarazo
4.6 (91.43%) 7 votos

Al entrar en el tercer trimestre de embarazo, tu bebé está casi formado por completo. No todos los embarazos llegan a las cuarenta semanas, a partir de la semana treinta y siete tu hijo o hija podría llegar en cualquier momento, así que es momento de comenzar la preparación.

Sin embargo, aunque la semana treinta y cinco no está muy lejos del tiempo considerado oportuno, si un bebé nace para esta semana, es considerado un parto prematuro. Esto se debe a que, aun faltando pocas semanas para su completa gestación, no está preparado por completo.

A partir de la semana treinta y cinco, en el caso que exista riesgo de parto prematuro, ya no se administra medicación para madurar los pulmones ―los corticoides―, ya que se asume que el pulmón fetal es lo suficientemente maduro como para poder respirar por sí solo en caso de nacer.

A pesar de ello, aún es posible que si un bebé nace a las treinta y cinco semana, presenta cierta dificultad respiratoria ―hasta en un 11% de los casos― que suele ser leve y corregirse generalmente con soporte de oxígeno las primeras horas o días.

Hay muchas probabilidades positivas de que el bebé nazca bien por completo aun con semanas de anticipación, pero lo más recomendable es que entre más tiempo pase en el vientre materno, más desarrollado y sano estará.

Evolución del bebé en la semana 35 de embarazo

Para esta semana, ya mide entre 45 y 46 centímetros de largo, tamaño que puede compararse al de un melón verde. Pesa entre 2.3 y 2.5 kilogramos, lo que equivaldría a un paquete grande de azúcar.

Su cerebro y su cabeza ya han alcanzado su tamaño máximo. Tu hijo ha producido 100 billones de neuronas con 100 trillones de conexiones, que le durarán toda la vida. Sus riñones están ahora completamente desarrollados y el hígado también está comenzando a funcionar.

La mayoría de su desarrollo físico básico está completo, por lo que en las próximas semanas se dedicará a aumentar de peso. Ganará entre 250 y 350 gramos por semana por lo que comienza el período de aumento de peso más rápido.

Cambios en la madre en la semana 35

Ya que el desarrollo se acelera durante estas últimas semanas, es probable que se sienta más apretado en el útero. Ahora no sigue flotando o dando saltos como lo hacía anteriormente y es probable que el bebé tome siestas con más frecuencia.

No obstante, éste hecho no significa que tu bebé debería moverse menos. Tu bebé debería continuar moviéndose con regularidad, incluso podrías sentir un codo o un pie golpeando contra tu abdomen. De no ser así, deberías consultar con tu médico.

En estas últimas semanas, tu cuerpo le transferirá a tu hijo inmunidad temporal contra enfermedades infantiles ―como las paperas y el sarampión―. El bebé estará protegido hasta que le pongas las primeras vacunas.

Para este momento, el cérvix ―cuello uterino― empezará a dilatarse para el parto. Mientras más cerca estés del parto, se producirá lo que se llama encajamiento, que es cuando tu bebé desciende hacia la parte más baja de la pelvis antes de nacer.

La cuenta regresiva comienza. De ahora en más, cada día que pase estás más cerca de tener a tu hijo o hija en brazos para conocerlo. Por ahora, solo debes relajarte y dejar que la naturaleza siga su curso.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.