Saltar al contenido

Semana 34 de embarazo

Semana 34 de embarazo

El pequeño en tu vientre dejó de serlo, cada vez nada entre menos líquido amniótico y eso se reduce en que quizás sientas al bebé más activo, cuando en realidad es que comienzas a realmente a sentir sus movimientos.

Faltan sólo seis semanas para entrar en la fecha del parto (prepárate) y unas tres para dejar de correr el riesgo de un nacimiento prematuro, así que las hormonas están revueltas haciendo cambios en tu cuerpo.

¿Ya sabes cómo quieres que sea tu parto? Unas madres prefieren que sea natural, otras se irían más por cesárea (o les toca cesárea), pero unas cuantas van por el de dar a luz en el agua ya que puede reducir de forma significativa el dolor.

Y el bebé se encuentra con el mundo de una manera menos traumática. Pero no en todos los países hay zonas especializadas para eso, así que ve haciendo las investigaciones correspondientes.

Ya en esta etapa muchas mamás comienzan a darle los últimos toques a la habitación de la pequeña criaturita, a buscar distintas formas de escribir su nombre y a fantasear con tenerlo en sus brazos…

Aunque otras están desesperadas para nazca ya porque el peso extra genera demasiados malestares.

Evolución del bebé en la semana 34 de embarazo

Ya mide unos 46 cm desde la cabecita hasta los pies (sí, tienes una criatura de 46cm ya en tu vientre y seguirá creciendo). Pesa un poquito menos de dos kilos.

Sus pulmones ya han madurado, pero el sistema nervioso sigue en camino.

Una buena noticia: si el bebé decidiera nacer ahorita no sería necesariamente mortal, aunque continúa en condición de prematuro sólo necesitaría unos días en cuidados intensivos neonatal.

No se descartan algunas enfermedades a corto plazo, pero una vez curado tendrá una vida feliz y sano como un bebé a término. Sin embargo recomendamos mantener una vida sana para evitar esos encontronazos.

¡Tendrá hipo! Sí, así como lo lees, tu bebé podrá tener hipo en el útero y no es señal de preocupación ya que es, en definitiva, normal.

Aunque los doctores no pueden explicar cómo puede darles hipos es una clara señal de que el sistema nervioso se está desarrollando de forma correcta.

Cambios en la madre en la semana 34

“Estar embarazada en una experiencia maravillosa”, repite mucho este mantra a partir de esta semana.

Las molestias que presentaban las sentirás con mayor intensidad, recuerda que hay menos líquido amniótico en el útero así que sientes más al bebé.

No dejes de ir a tus clases de preparto, y, en serio, practica natación o ve más seguido a la piscina, te ayudará a calmar los dolores.

Puedes sufrir de mareos o de vértigo, es normal, excepto si son muy frecuentes, lleva un control. Una causa común es el levantarte muy rápido de dónde estás acostada o las alturas. Tienes tu vientre está mucho más grande de lo usual, así que perder el equilibrio no es cosa nueva, así que espero ya hayas dejado los zapatos de tacón alto.

Estás a riesgo de sufrir una preeclampsia así que ¡cuídate! Futura mamá, no faltes a las citas con el médico y cualquier nuevo síntoma que te parezca extraño llámalo. Necesitas tranquilidad estas últimas semanas.

Nota: Está demostrado que todos los bebés se desarrollan a un ritmo distinto, aún en el útero. Los blogs sirven para ayudarte a tener una idea del crecimiento de tu bebé. Asiste de forma regular a tus citas con el médico y pregúntale cualquier duda que tengas en mente para que te aclare todas esas inquietudes.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.