Saltar al contenido

Semana 33 de embarazo

Semana 33 de embarazo

¡Ya no queda espacio en el útero! En la semana 33 de embarazo, cada vez tu bebé está más grandecito y es porque se acerca la fecha en la que lo podrás cargar en tus brazos, mirarlo y en definitiva decir que la cosita más bonita creada en el mundo.

Evolución del bebé en la semana 33 de embarazo

Mide alrededor de 43.5 cm y pesa casi dos kilos. ¡Está grandote! Esto significa que se mueve de forma más limitada y, (prepárate) podrás sentir si le da hipo.

Ya en esta etapa todos sus órganos están casi desarrollados en su totalidad y con un aspecto parecido al que tendrá a la hora de nacer.

Sus huesitos se están endureciendo, excepto los de la cabeza, en sí estos tienen espacios entre ellos generando una flexibilidad que permitirá que se compriman para pasar por el canal vaginal.

Estos espacios serán temporales, pues estos huesos se unirán cuando el bebé tenga una edad comprendida entre los nueve y los dieciocho meses.

En este momento el feto puede ver el mundo líquido a su alrededor, sentir cuando se toca los deditos del pie y cuando se chupa un dedo, probar el líquido amniótico y escuchar de forma más nítida los latidos de tu corazón.

El cerebro de la criaturita también está creciendo, y a consecuencia de esto la cabeza del bebé ha aumentado aproximadamente 1.3cm sólo esta semana.

Además, el bebé ha crecido tanto que está nadando en menos líquido amniótico, esto se reducen en… Sí, sentirás más cuando los movimientos de tu bebé.

Sus desechos o meconio, se almacenarán en su colon y serán excretados al momento de nacer.

Agrego que, el líquido amniótico que traga el bebé es bueno para el correcto desarrollo de sus intestinos.

Cambios en la madre en la semana 33

Podrían aparecer dolores e incluso cierta insensibilidad en los dedos, muñecas y manos. Sobre todo a la hora de dormir o en lo que te despiertes.

Seguirás aumentando entre medio kilo y un kilo todas las semanas, pero esto, a medida que te acerques a la fecha de parto, irá bajando de intensidad.

Es importante que no intentes frenar el aumento de peso, ya que las últimas semanas el feto aumenta entre dos kilos o dos kilos y medio.

Una vez que nazca el bebé tendrás tiempo de hacer ejercicio y bajar esos kilitos de más, pero por ahora mantente con el continuo aumento gracias a comida saludable y un buen estilo de vida. Todo para que el bebé nazca sanito.

La barriga se ha estirado, esto provoca sequedad y picores ¡No olvides echarte crema! Ayudarás a tu piel a hidratarse y no sufra tanto ese estiramiento inusual.

El ombligo ahora está protuberante y puede llegarse a notar a través de la ropa. Usa los pantalones de embarazada, estos evitan que se presione la barriga y así el bebé sufra. Y te seguirás viendo chic.

Tus pechos están más grandes, gracias a que se preparan a suministrar leche para el bebé.

¡No abandones las clases de preparto! Y en esta etapa procura practicar natación, ayudará con los dolores.

Nota: Está demostrado que todos los bebés se desarrollan a un ritmo distinto, aún en el útero. Los blogs sirven para ayudarte a tener una idea del crecimiento de tu bebé. Asiste de forma regular a tus citas con el médico y pregúntale cualquier duda que tengas en mente para que te aclare todas esas inquietudes.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.