Saltar al contenido

Semana 32 de embarazo

Semana 32 de embarazo
4.8 (96%) 5 votos

¡El tiempo de espera se hace cada vez más corto! ¿Estás lista para ser mamá? Espero que sí porque ya estás muy cerquita de ese encuentro cara a cara con la hermosa criaturita que se está desarrollando dentro de ti.

Faltan sólo ocho semanas para el tan ansiado día, y hay que recordar que faltan cinco semanas para que el feto deje de ser prematuro. Así que hay que estar bien pilas.

Y sobre todo, ¡disfrútalo! El embarazo es una etapa maravillosa y llena de sentimientos. ¿Ya tienen decidido cuál será el nombre o sigue en proceso de decisión? No olvides que puede escuchar los matices de tu voz, no dejes de hablarle, créeme que te entiende.

Evolución del bebé en la semana 32 de embarazo

¡Tienes una calabaza en tu útero! Mamá, el feto, ese que era hace poquito un frijolito ahora está midiendo unos muy buenos casi 42 cm y pesa entre 1.5kg y 1.8kg.

En promedio deberías estar aumentando unos 400 gramos por semana, los cuales la mitad de ellos pertenece al bebé.

Ya se debe estar posicionando con la cabecita hacia abajo, hasta los más perezosos en esta etapa se voltean, sólo un pequeño porcentaje (alrededor del 4%) queda sentadito, con las nalguitas hacia la “salida”.

Los órganos tales como: el estómago, intestinos, pulmones, riñones y el corazón están preparándose para funcionar fuera del útero.

Sus uñitas ya están formadas en su totalidad y, algunos fetos en esta etapa comienzan a tener cabello. (En algunas mujeres la presencia del cabello en el feto es sinónimo de acidez).

¡Ya el útero está que no da más en tamaño! Sí, notarás más los movimientos de tu bebé, sobre todo en la noche. Algunos serán un poco molestos porque pueden golpear el diafragma o la vejiga.

Cambios en la madre en la semana 32

Este último trimestre es el más delicado para la seguridad de la mamá y el feto cuando de transporte de trata. Recuerda siempre usar el cinturón de seguridad cuando vayas en carro, úsalo de forma que evite que te apriete tu abultada barriguita.

¡Mantente activa! Haz ejercicios físicos y los de respiración, aprende a relajarte para que cuando llegue el momento del parto no entres en pánico.

Y sí, mantente activa a nivel sexual si no hay contraindicaciones, aunque a este nivel el sexo se trata más de cercanía, de demostrar el amor con caricias y besos.

Pero, es bueno que tengas en mente que la eyaculación interna causa pequeñas contracciones, y que, si a medida que te acerques a la fecha del parto puede llegar a acelerarlo. Pendiente con eso.

Estas últimas semanas buscarás mucho cariño y mimos, así que rodéate de personas que te aman y están igual de ansiosos que tú con la llegada del pequeño (ya no tan pequeño) bebé en tu vientre.

Es probable que los controles con el médico se dupliquen, es decir, ya no será una visita mensual, sino cada dos semanas; se comenzarán a buscar síntomas de preeclampsia, infecciones o parto prematuro, así que ¡cuídate!

Nota: Está demostrado que todos los bebés se desarrollan a un ritmo distinto, aún en el útero. Los blogs sirven para ayudarte a tener una idea del crecimiento de tu bebé. Asiste de forma regular a tus citas con el médico y pregúntale cualquier duda que tengas en mente para que te aclare todas esas inquietudes.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.