Saltar al contenido

Semana 27 de embarazo

Semana 27 de embarazo

Esta semana 27 de embarazo es clave en la vida de un bebé, ya que, te coloca en el tercer trimestre del embarazo. A partir de esta semana el bebé ya comienza a pesar poco más de un kilo y puede llegar a medir hasta 35 centímetros, a partir de ahora debes estar preparada para dar a luz.

Evolución del bebé en la semana 27 de embarazo

Los estados de ánimo, el estrés y todos los sentimientos que tengas en esta semana comienzan a afectar y a influir en el bebé. Esta semana será muy buena para notar los movimientos día tras día.

Inclusive, se puede llegar a sentir cuando al bebé le da hipo, que se puede producir con aspecto de pequeños espasmos pero que se forman sin ruido, puesto que aún no hay aire en los pulmones.

A pesar de que los pulmones del bebé ya se encuentran formados, en el útero no los usa todavía. Por el contrario el oxígeno para respirar lo obtiene por medio de la placenta, a través del cordón umbilical y también de lo que traga de la bolsa amniótica.

Es posible que sus músculos diminutos que se encuentran en su pecho, en sus pulmones y en su diafragma comiencen a ensayar la forma de hacer sus pequeños movimientos pectorales. Practican para la vida en el exterior. ​

Cambios en la madre en la semana 27

Por lo que se refiere al organismo y al cuerpo de la mujer comienza a sufrir una serie de altibajos que resultan muy normales además de que pueden empeorar ya que el parto se acerca.

Aunque puede aparecer el deseo incesante de tener a tu bebé ya en los brazos, por otra parte, aumentan los nervios y la tensión por este acontecimiento. La ansiedad tiende a aumentar, ante esto, debes tratar de concentrarte y relajarte.

Existen cursos de preparación de parto, que te enseñan las mejores maneras para afrontar el momento del parto, además de que puede brindarte un mayor conocimiento de lo que le estará sucediendo a tu cuerpo.

Por otra parte, también conocerás a mujeres que se encuentran en tu misma situación y en la misma etapa de embarazo en la que te encontrarás, podrás compartir opiniones y ansias. En esta etapa se comienzan a formar estrías en el área de los pechos y la barriga, estas son muy comunes en esta etapa.​

Se debe agregar que desde esta semana los cambios hormonales llegan a tope, los pies y piernas comienzan a hincharse, se debe tomar en cuenta que si la hinchazón se prolonga por mucho tiempo o se dirige al rostro, contacta a tu especialista.

Es importante que en esta semana te realicen exámenes de sangre y orina completos. Debes encontrarte preparada para el momento de parto, comprar las cosas que necesitarás y acudir al ginecólogo.

Quizás también comiences a sentir las contracciones de “Braxton Hicks” que se basan en pequeños encogimientos del útero que por lo general se sienten a partir de esta y la semana 30. Si llegas a sentir más de cinco contracciones pasadas una hora, debes comunicarte con tu médico.

El parto podría llegar a adelantarse, pero aun así no debes preocuparte. Ya en esta semana el cuerpo del bebé se encuentra formado y puede nacer sano, aunque nacerá prematuro y deberá pasar un tiempo en incubadora para recibir los cuidados específicos que requiera para su correcto desarrollo.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.