Saltar al contenido

Semana 19 de embarazo

Semana 19 de embarazo
4.8 (95%) 4 votos

El bebé en la semana 19 de embarazo

En la semana 19 de embarazo el bebé llega a medir 15 cm aproximadamente y pesa unos 240 gr. Él bebe ya está creciendo y formándose rápidamente, su sistema nervioso comienza a desarrollarse más rápidamente en este período.

El sistema nervioso del feto se desarrolla a una gran velocidad. Aumentando así el número de conexiones neuronales, mientras sus reflejos siguen perfeccionándose por esta razón la semana 19 de embarazo es muy importante.

Podrá mover sus brazos y las piernas, desplazándose así en el líquido amniótico encontrado dentro de la embarazada.

Al ya poder oír y va ejercitando sus reflejos, esto le contribuirá a desarrollar de manera rápida y eficaz su cerebro.

Alrededor de esta etapa, la piel comienza a producir una capa cerosa llamada vérnix caseosa que está compuesta por aceites segregados por la piel, células muertas y lanugo.

El vérnix protege la piel de tu pequeño de los efectos de estar flotando en líquido amniótico. La mayor parte desaparecerá antes del parto, pero los bebés prematuros a menudo todavía están cubiertos de abundante vérnix al nacer.

Los órganos reproductores del futuro bebé ya están formados. Siendo una niña, ya están completamente formados los ovarios, que contienen los óvulos primitivos.

Si es un niño, sus testículos se han formado y han estado segregando testosterona desde aproximadamente la semana 10 del embarazo. Los genitales externos, que se desarrollaron masculinos en el primer trimestre, continúan creciendo.

Cambios en el mujer embarazada

Ahora bien, el vientre de la embarazada es, en la semana 19, muy evidente para las personas de su entorno ya que estará bastante abultado.

Las piernas se empiezan a hinchar y pueden aparecer varices. Evita estar mucho tiempo de pie o doblar las piernas cuando te sientas.

En la semana 19 de embarazo, a medida que tu útero crece, los ligamentos redondos que lo sostienen deben estirarse así que, en ocasiones, estos ligamentos estirados pueden causar un dolor agudo o malestar en la zona baja del abdomen.

Es probable que lo notes con más intensidad al cambiar de posición o ponerte de pie abruptamente. Llama a tu médico si este dolor te preocupa.

También es probable que haya cambiado incluso tu forma de respirar y es que los kilos acumulados y la barriga elevan un poco el diafragma, obligándote a respirar más con el pecho.

En esta etapa, notarás un aumento en el flujo vaginal de color blanco a amarillento llamado leucorrea y la causa el aumento de flujo sanguíneo en la mucosa vaginal.

A su vez, los labios mayores y menores de la vagina estarán más abultados de lo normal.

Ahora bien, al ser notorio el embarazo es recomendable hablar y juntarse con otras embarazadas.

Hablar sobre el embarazo con otras personas puede ser muy positivo. Es más, muchas mujeres embarazadas afirman que les reconforta mucho hablar con otras embarazadas y compartir experiencias, dudas y sensaciones.

Pero, en ocasiones, algunos consejos o comentarios pueden agobiar a la embarazada. La futura mamá debe seleccionar qué consejos debe escuchar y cuáles debe ignorar para vivir su embarazo con alegría y tranquilidad.

A la hora de seguir ejercitando tu cuerpo, el agua puede ser un entorno idóneo porque te permite sentirte más ligera. Además de apuntarse a clases para embarazadas.

Ejercicios como aerobismo sin desplazarte, pedalear de pie en el agua etc, entre otros ejercicios que servirán para tonificar brazos y piernas, así como para reforzar la espalda y el abdomen.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.