Saltar al contenido

Semana 18 de embarazo

Semana 18 de embarazo

Evolución del bebé en la semana 18 de embarazo

En la semana 18 de embarazo el bebé pesa hasta 200 g y mide aproximadamente entre 13,9 y 17 cm de extremo a extremo.

Inclusive, está desarrollando su característica más única como las huellas digitales. Las acumulaciones de grasa en la punta de los dedos de las manos y los pies se convertirán en espirales distintivos.

Los pies y las piernas están moldeados y, en su interior, se aprecian aquellas porciones gelatinosas que hasta ahora han formado el esqueleto se transforman en tejido óseo, que ellos crecen hacia los extremos de los huesos, junto con el cartílago.

Durante varias semanas el desarrollo del sistema digestivo de tu bebé ya ha estado avanzando bebiendo así líquido amniótico el cual circula por el estómago y los intestinos de la embarazada.

Luego, dicho líquido ahora se combina con aquellas células muertas y las secreciones en los intestinos para formar el meconio. El meconio es la sustancia negra y pegajosa que expulsara él bebe durante el primer cambio de pañal.

Se han hecho conexiones entre el oído interno y las terminaciones nerviosas del sistema auditivo, lo que le va a permitir oír sonidos como: la sangre al circular los latidos del corazón de la futura mamá o sonidos externos.

Dependiendo de la intensidad de los sonidos que perciba puede llegar a estremecerse o asustarse, hasta que vaya asimilando su nuevo sentido.

Con respecto a los ojos y a las orejas, ya han alcanzado su posición final, que coincide con el inicio del sentido del oído.

También el bebé puede realizar gestos faciales e incluso bosteza. La formación de las cuerdas vocales, que se inició en la semana 15 de embarazo, está prácticamente finalizada y podría emitir sonidos al llorar.

Cambios en la mujer embarazada durante la semana 18 de embarazo

La mamá en la semana 18 de embarazo tendrá su útero bastante grande y ovalado, se puede notar que llegan dos dedos por debajo de la altura del ombligo.

La presión ha aumentado y por ello la respiración puede ser algo más cansada. La tripa cada vez es más prominente. Lo normal es que la mujer embarazada haya ganado unos 4 o 5 Kg de peso al llegar a esta semana.

Se intensifican algunas molestias como la necesidad frecuente de orinar por la compresión del útero y el estreñimiento.

Se aconseja una dieta rica en líquidos, vegetales y fibra, baños de asiento con agua fría y sal gorda y, pomadas locales, siempre bajo la supervisión del médico.

Posiblemente el dolor de espalda se incremente debido al aumento de peso en el embarazo y a la modificación de la postura habitual que adopta para mantener el equilibrio.

Tu corazón trabaja entre 40 y 50 por ciento más que cuando no estabas embarazada. Este hecho, combinado a la presión de tu útero en crecimiento sobre los vasos sanguíneos, puede hacer que sientas mareos.

Estos cambios corporales pueden afectar al centro de equilibrio de la embarazada. Para aliviar las molestias y dolores puede ser eficaz realizar ejercicio moderado.

Aun así, siempre es recomendable consultar con el ginecólogo antes de realizar cualquier tipo de ejercicio durante el embarazo.

Alrededor de la semana 18 de embarazo se realizará la segunda ecografía, en la que se podrá analizar la anatomía del bebé y su ritmo de crecimiento y oído interno que le permitirá identificar sonidos como los latidos de su corazón o los de su madre.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.