Saltar al contenido

Semana 17 de embarazo

Semana 17 de embarazo
4.8 (95%) 4 votos

En la semana 17 de embarazo el feto alcanzara un tamaño medio entre 11-15 cm, y un peso aproximado de 100 gramos. Crece rápidamente en su posición habitual que es la semiflexionada, es decir, con las manos a la altura de la barbilla y los pies cruzados por debajo de la salida del cordón umbilical.

Evolución del bebé en la semana 17 de embarazo

Los pulmones se preparan para la respiración he incluso es probable que el feto posea hipo y la madre pueda sentirlo, también su audición está bastante desarrollada como para poder escuchar fuertes ruidos del exterior.

Aunque el bebé cada vez se mueva más frecuentemente y sus movimientos sean más fuertes, raras veces la embarazada nota los movimientos.

Esta semana es importante para el buen desarrollo de los huesos del bebe ya que sus piernas (la cual llegan a ser más largas que los brazos) empezará a agarrar flexibilidad tanto en las rodillas como en los tobillos siendo indispensables los productos lácteos.

A partir de esta semana comienza a desarrollarse una capa de grasa bajo la piel del bebé, llamada tejido adiposo. Esto ayudará a que mantenga la temperatura después del nacimiento.

Si se realiza una ecografía es probable que pueda conocer el sexo del bebé. Si es una niña los ovarios contienen todos los óvulos que tendrán a lo largo de toda su vida, alrededor de 3 millones.

Si es un niño, sus testículos aún están en abdomen, pero unos pequeños pezones comienzan a ser visibles en el pecho.

Las huellas dactilares comienzan a formarse, así como también se empieza a formar esos dientes en sus encías donde es importante esas las pequeñas cantidades de fluoruro que ingiera para fortalecer el esmalte en los dientes del bebé.

La musculatura de la cara aún no está totalmente definida. Él bebe dormirá la mayor parte del tiempo, pero habrá ciertos tiempos del día en los que esté muy activo y se mueva constantemente.

Cambios de en la mujer embarazada

Con respecto a la madre, podrá apreciar el crecimiento del abdomen y la pérdida de cintura. El útero mide entre 4 y 5 cm y su forma es cada vez más ovalada, desplazando hacia arriba las asas intestinales.

Es recomendable usar la ropa de embarazada para sentirse más cómoda y unos buenos zapatos para evitar el dolor de espalda, cansancio y tener más seguridad.

Le pueden aparecer dolores o molestias a nivel abdominal por la presión ejercida por el útero al aumentar de tamaño.

Son frecuentes los calambres en piernas y manos, que pueden llegar a despertar a la embarazada cuando está durmiendo.

Los calambres en las piernas son debidos a la compresión de los nervios por el crecimiento del útero, la mala la circulación sanguínea, al incremento progresivo de la retención de líquido y a una disminución del potasio y del calcio.

Inclusive, es habitual notar un aumento en el tamaño de los pechos, ya que la actividad hormonal va incrementando poco a poco sus tamaños preparándolos así para producir leche materna con la que alimentar al bebé tras el parto.

Un problema común a todas las embarazadas es la aparición de las estrías que se forman donde existe una mayor tensión de la piel y que deberán prevenirse mediante la aplicación de cremas anti estrías, muy nutritivas, ya que, una vez formadas, son muy difíciles de eliminar.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.