Saltar al contenido

Semana 11 de embarazo – La undécima semana

Semana 11 de embarazo – La undécima semana

Esta es una de las semanas claves para que el feto ya haya completado finalmente su primera fase de desarrollo, pues debe tener la apariencia de un ser humano.

En la semana 11 de embarazo el feto puede medir aproximadamente 4,1 centímetros desde la coronilla hasta las nalgas y pesa como unos ocho gramos y empieza a producir sus glóbulos rojos.

En poco tiempo empezará a producir su orina, el principal componente del líquido amniótico, y a partir de ese momento él bebe estará más activo, dando patadas y retorciéndose, aunque no lo percibas por lo pequeño que es todavía.

Esos movimientos se pueden denominar como los de la cabeza, que debe estar unida al tronco, por la presencia de un cuello más estirado. Aparte de que en su pequeña boca también se ha formado el paladar duro.

Desarrollo de los órganos del bebé

Para lo que es el desarrollo total de los órganos del bebe será en un par de semanas después, pues en los siguientes meses que prosiguen se va convirtiendo en un humano más grande y fuerte.

Su piel aún sigue siendo finita, prácticamente transparente, de hecho, todavía se le podría ver sus venas. Por otra parte, se le están formando sus pequeños dientes en las encías.

Ya sus huesos están empezando a ponerse mucho más duros, los dedos de manos y pies están formados y en un tiempo bastante corto podrá abrirlos y cerrarlos.

Otra formación que se incluye en la semana 11 de embarazo, son la de los ovarios o testículos, y en caso de que sea un niño, podría empezar la producción de testosterona (hormona masculina) en sus testículos.

En cuanto a desarrollo, la vejiga y el recto del bebe ya deben haberse separado; y el diafragma terminado su desarrollo, permite que el feto pueda realizar sus movimientos respiratorios sin ningún inconveniente.

Por otro lado, el útero va aumentando de tamaño a medida que va creciendo el feto, por lo tanto, pueden producirse retortijones que suelen parecerse a los de la menstruación o una pequeña contracción de parto.

Aparte, la hormona progesterona está realizando su trabajo, obteniendo como consecuencia que el proceso del sistema digestivo sea más lento, y este la sensación de estar hinchada e incómoda.

Cambios en la madre embarazada

En esta semana se puede observar algunos cambios en la madre, como en las uñas o en el cabello, que tienden a ser más fuertes o a debilitarse. Y esto sucede debido a los cambios hormonales que experimenta el cuerpo en el embarazo.

Su olfato también cambia, se vuelve más sensible, segrega más saliva de lo común y en ocasiones con un sabor un poco metálico. Por muy molestos que te parezcan estos cambios, no son de preocuparse.

El lado positivo de todo esto es que, a partir de esta semana, empieza una fase más tranquila en el embarazo, ya que las molestias matutinas van desapareciendo y los síntomas que iniciaron anteriormente empiezan a ser menos fuertes.

Sin embargo, lo más probable es que la madre se sienta cansada y con sueño todo el día, y con un dolor abdominal que se origina por la comprensión y distensión de los ligamentos redondos.

Unas de las rutinas que se puede emplear en el embarazo, es hacer ejercicio de forma regular, ya que mejora el tono muscular, la fuerza y la resistencia que se puede necesitar muchísimo en el momento del parto.

En fin, hay cambios que se encuentren en esta semana número 11, pero siempre se debe tomar en cuenta, que al final de este proceso maravilloso se encuentra la recompensa anhelada por muchos, que es tener un hijo.

Puedes revisar toda la información que necesites en este artículo completo sobre el embarazo semana a semana.