Saltar al contenido

Cuidados post parto | Qué vas a necesitar y cómo debes cuidarte

Cuidados post parto | Qué vas a necesitar y cómo debes cuidarte

Después del parto, a las mujeres nos hace falta un mínimo de 6 semanas para poder recuperarnos ante los cambios acontecidos en lo mismo. Durante ese tiempo tendremos que cuidarnos, descansar y pedir ayuda si así fuera necesario. Para que lo tengas todo más claro, estos son los principales cuidados post parto que debes llevar.

Control de loquios

Uno de los cambios más drásticos que vas a experimentar en tu organismo es la aparición de los loquios. Son un tipo de secreción vaginal (tejido + sangre), que tu cuerpo debe de expulsar poco a poco.

Estas pérdidas de sangre son muy comunes durante los 3-4 primeros días del postparto, y tendrá una duración de unos 15 días más o menos.

Al principio son abundantes, pero se irán reduciendo hasta desparecer.

Para evitar problemas se recomienda tener una buena higiene, lavando tu zona íntima entre 3-5 veces al día. Usa un poco de jabón neutro con agua y seca la zona con una toalla suave.

Sueño

Aunque con la llegada del bebé todo es felicidad, controlarlo en todo momento puede ser agotador. Requerirá mucho tiempo y energía, y esto puede llegar a agotarte (incluso hasta podría hacer que desarrollases depresión post parto).

Lo mejor que puedes hacer es sincronizarte con el bebé cuando este duerma, aprovechando el tiempo que tienes disponible, aunque tan sólo sean 20 minutos.

Camina para evitar estreñimiento

Es posible que tengas el vientre un poco hinchado debido al estreñimiento que has podido tener en el embarazo. Si a esto se le suma el dolor que sientes por los puntos que te han dado con el dolor de ir al baño, la situación puede ser caótico.

Para evitar este estreñimiento, uno de los cuidados post parto más notables es salir a la calle a caminar lentamente, ya que esto hará que se estimule el tránsito intestinal, consiguiendo que tu organismo pueda volver poco a poco a la normalidad. También es importante que tomes mucha agua, que tomes frutas y verduras frescas y mucha fibra.

Dieta después del parto (dieta post embarazo)

La alimentación en el post parto es tan importante como lo fue duran el embarazo. Tenemos que esfuérzanos en seguir una dieta equilibrada, ya que sólo así podrás recuperar energías, además de garantizar al bebé que la leche materna que está tomando cuenta con los nutrientes, agua y células de defensa que necesita para desarrollarse.

La dieta debe de estar compuesta por alimentos que aporten vitaminas, proteínas y carbohidratos.

En relación a los líquidos, es más que recomendable que te decantes por los zumos de fruta natural + leche, ya que así podrás conseguir toda las vitaminas que necesitas para que los dos os mantengáis en buenas condiciones en cuanto a salud se refiere.

 

Adelgazar tras el parto: Dieta postparto para adelgazar

Lo más recomendable es esperar a que se haya terminado con la lactancia para hacer régimen. Ten en cuenta que amamantar al bebé es un proceso que requiere de unas 500 kilocalorías aproximadamente, ya que esta es la carga calórica que se requiere para fabricar leche de la forma correcta.

Entre los cuidados post parto más habituales descubrimos el de hacer dieta… sin embargo, conviene que la estudie el facultativo para que pueda recomendarnos la más adecuada para nosotros, y así evitar desarrollar carencias de importancia.

Sobre todo tienes que eliminar los alimentos ricos en grasa, cómo los derivados del cerdo, grasas adicionales que se le añaden a los alimentos (cómo las salas, fritos, aceites), los alimentos azucarados, bollería industrial, golosinas, tartas.

Evita también los alimentos precocinados, la comida rápida, las bebidas alcohólicas, la sal excesiva o los frutos secos.

Y, sobre todo, no te olvides de hidratarte correctamente (bebiendo unos 2L de agua al día, aunque la cantidad exacta que necesitas te la dictará tu cuerpo).

Ejercicios postparto: Como perder peso después del embarazo

El mayor miedo de las mujeres, cuando se quedan embarazadas, es el aumento de peso que conlleva todo el proceso. Y es que en los 9 meses que dura no solamente tendrá que alimentarse de la forma habitual, si no que también necesitará nutrientes extra para crear un ambiente que necesitará el bebé para desarrollarse.

Durante ese tiempo es muy habitual ceden ante los antojos.

Por fortuna, una vez que ha terminado, y hemos acabado con el puerperio, podemos empezar a hacer dieta. Los ejercicios postparto también son obligatorios, aunque, cómo con la dieta, será el profesional quien tenga que estudiarlos para determinar qué es lo mejor para nosotras, y que tipo de ejercicio todavía no se debería de practicar.

Los abdominales hipopresivos, trabajo en las piernas y en los glúteos o hacer yoga son los 3 tipos de ejercicios más recomendados. En cualquier caso, asegúrate de que los ejercicios de bajo impacto para que no afecten al proceso de recuperación natural de nuestro cuerpo.

Subida de leche

La subida de la leche es normal en el postparto. Es un proceso que dará lugar en el 3º o en el 4º después de haber tenido a tu bebé y que a veces puede venir acompañado de síntomas anómalos; cómo puede ser con una ligera fiebre.

En ese momento sentirás que tus pechos se llenarán tanto de leche que parece que van a estallar. Estarán doloridos, hinchados y muy calientes. Para poder tratar estas incomodidades podemos aplicar un paño frío y húmedo en esa zona cada vez que sintamos dolor, procurando que el bebé se amamante de la mejor manera posible.

También podemos utilizar un sacaleches para aliviar la presión.

Este malestar durará algunos días hasta que se normalice la producción de leche.

Hinchazón en las piernas

Entre los cuidados post parto más habituales también tendremos que buscar la manera de reducir la hinchazón en esta zona.

Lo más recomendable es elevar tanto los pies cómo queramos, en especial cuando estemos recostadas en la cama. Este síntoma ya lo conocemos, ya que estuvo presente en el embarazo, sólo que ahora durará un poco más.

Estos son los principales cuidaos post parto que tendrás que llevar.